Locrio de Mar y Tierra RICO SABROSON!

Receta Locrio de Mar y Tierra: jugoso, suculento y colorido, inspirado en la paella, pero con sabor caribeño. Perfecto para celebrar buenas noticias.

Pocas cosas me dejan sin habla. Los que me conocen lo saben bien. Fui el tipo de niña que hacía a su madre desear ser sorda de vez en cuando.

Esta semana — en lo que parece un auspicioso alineamiento de los planetas — pasaron dos cosas que me dejaron muda (por poco tiempo): probar este locrio “mar y tierra”, y otro evento aún más increíble.

Primero me enteré por Facebok por una amiga (bloguera también) a quién anonadada le respondí en monosílabos, y me parece que un exceso de signos de puntuación. Después me llegó el email que lo hizo oficial: Estamos nominados al Best Food Blogs Awards (Premio Mejores Blogs Culinarios) por la prestigiosa revista Saveur en la categoría de Cocina Regional.

Receta Locrio de Mar y Tierra: jugoso, suculento y colorido, inspirado en la paella, pero con sabor caribeño. Perfecto para celebrar buenas noticias.

Esto, mis queridos lectores, es el equivalente para los blogueros culinarios de una nominación al Oscar.

Ciertamente estamos más que honrados por ser finalistas (¿y mencioné boquiabierta?) aunque la nominación sea en el equivalente de Mejor Película en Lengua Extranjera; pero si consideramos que el ganador del año pasado fue un brillante blog francés estamos complacidas.

Bija - anato - achiote - annato

Volvamos ahora al asunto de este colorido, exquisito arroz.

Les perdono si de entrada pensaron que era una paella. No lo es, pero está inspirado en una: un plato que hizo mi amiga Sagrario mientras trabajábamos en un número de su revista. Se me ocurrió que podía “dominicanizarlo” sustituyendo algunos ingredientes por otros locales. ¡Y funcionó!

Usé longaniza en vez de chorizo, y camarones de Sánchez. Pero el cambio que más me complació fue usar bija en vez de azafrán.

Receta Locrio de Mar y Tierra: jugoso, suculento y colorido, inspirado en la paella, pero con sabor caribeño. Perfecto para celebrar buenas noticias.

La bija es un árbol que crece localmente; las semillas del fruto que parece una criatura alienígena se han usado desde antes que el primer europeo se bajara del barco. La bija se conoce también como anato y achiote, y en inglés como annatto. Las semillas se usan para dar color a las comidas, y es llamada por algunos “el azafrán del pobre” (el mismo mote se usa para la cúrcuma, pero esta no es común por aquí).

La bija se puede moler, remojar en aceite, o cocerlas en aceite poco caliente para extraer su color. Su sabor es gentil y afecta poco el sabor del plato final, dejando a las otras especies e ingredientes tomar la delantera.

Al final terminé con un jugoso, suculento y colorido locrio de “mar y tierra”. El plato perfecto para celebrar buenas noticias.

¡Buen provecho!

Tía Clara

Receta Locrio de Mar y Tierra

TIEMPO PREP
COCCIÓN
TIEMPO TOTAL
Receta Locrio de Mar y Tierra: jugoso, suculento y colorido, inspirado en la paella, pero con sabor caribeño. Perfecto para celebrar buenas noticias.
Autor: Clara González
Sirve: 6 porciones
INGREDIENTES
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • ½ cucharada de semillas de bija
  • 1 lb [0.25 kg] longaniza, cortada en rodajas de 1 pulgada [2.5 cm]
  • 2 pimientos rojos cortados en tiras
  • 4 dientes de ajo majados
  • 3 hojas de laurel
  • 1 taza de auyama cortada en cubos
  • ⅓ taza de aceitunas
  • 2 tazas de arroz grano largo
  • 2½ tazas de caldo de pollo hirviendo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1½ lb [0.7 kg] camarones pelados
  • ¼ taza de frijoles verdes (petit pois)
INSTRUCCIONES
  1. Calienta el aceite a temperatura muy baja en un caldero grande (3 quart [3 lt].
  2. Cuece la bija en el aceite, removiendo gentilmente por un minuto o hasta que el aceite se torne un color naranja brillante.
  3. Retira las semillas del caldero y elimina. Agrega la longaniza al aceite y sube la temperatura a medio-bajo.
  4. Cuece la longaniza removiendo hasta que dore.
  5. Agrega el pimiento, ajo, laurel, auyama y aceitunas. Cuece removiendo por un minuto.
  6. Agrega el arroz y cuece removiendo hasta que todo el arroz se cubra de aceite (alrededor de 1 minuto).
  7. Vierte el caldo de pollo y mezcla bien. Prueba y sazona con sal al gusto si es necesario.
  8. Cuece a fuego medio-bajo hasta que casi todo el líquido se haya evaporado. Agrega los camarones frijoles y mezcla bien.
  9. Cubre con una tapa hermética y cuece a fuego bajo por 10 minutos.
  10. Destapa y remueve, subiendo el arroz del fondo hacia arriba. Cubre y cuece por otros 5 minutos.
  11. Destapa y prueba el arroz. Debe estar bien cocido, si no lo está tapa y cuece por otros 5 minutos.
  12. Sirve caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *