“Es muy duro tener sexo con mi esposa”: estrella porno revela la verdad que nunca imaginamos

“Soy patético, como una maravilla de sólo dos minutos. Cuando mi récord de estar listo para la acción es de 58 minutos”.

Para muchos, la idea de trabajar en la industria pornográfica les parece repulsiva. Para otros, un sueño hecho realidad: Tener sexo y que te paguen por ello. La verdad es que la pornografía es consumida en gran cantidad alrededor del mundo. Sin embargo, para los actores es sólo un trabajo más.

Keiran Lee es, probablemente, uno de los actores porno más exitosos en el mundo. Ahora él reveló que cuando se trata de su esposa, él no puede rendir en la cama.

Tiene un pene de 24 centímetros asegurado en $1 millón de dólares, pero dice que termina demasiado agotado después de un día de arduo trabajo (en el que puede ganar cerca de $4.000 dólares por actuar y producir), por lo que no siempre puede estar a la altura.

En casa, con mi esposa, me tengo que disculpar. Soy patético, como una maravilla de sólo dos minutos. Cuando mi récord de estar listo para la acción es de 58 minutos. Mientras trabajo, me pongo a hacer multiplicaciones y divisiones en mi cabeza para mantener la erección”.

Está casado con la ex actriz pornográfica Kirsten Price, de quién se enamoró cuando le ayudó a recuperarse de una doble fractura de mandíbula y con quien tiene un hijo. Cuenta que es normal que muchas actrices tengan novios, estén casadas o tengan hijos.

Lo que no significa que ellas no estén expuestas a una constante presión en el set para verse bien desde todos los ángulos. Él también trata de verse bien, por lo que se ganó en el apodo de “Princesa” dentro del rubro, por sus constantes manicuras y depiladas.


Sin embargo, donde tiene más diversión es en las convenciones pornográficas.

A veces hombres con sus esposas se me acercan y me dicen ‘mi mujer ama tu trabajo’ y simplemente no sé qué responder a eso”.

También reveló que, fuera del trabajo, las figuras de la industria pornográfica tienen una vida normal, como cualquier otra.

Incluso invitan a otras parejas de actores a cenar en fechas importantes, donde beben vino y comparten juegos de mesa. “A pesar de que todos pensarían que estamos en una orgía”, asegura.

No me habría imaginado esa realidad. ¿Qué tal tú?

Related posts

DEJANOS TU COMENTARIO